Crea tu propio libro electrónico

Utiliza nuestra aplicación para mezclar relatos y hacer tu propio libro personalizado. Es sencillo y tan sólo tardarás unos minutos. Para ti o para regalar.

Relatos por separado Compra uno o más relatos por separado o añádelos a una selección de relatos para hacer un libro personalizado

Medium 9788483935286

Impermanencia

Felipe R. Navarro Editorial Páginas de Espuma ePub

Impermanencia

 

Está caminando por una playa desierta, de suave y fina arena. A lo lejos, sin fulgir bajo el sol, una forma oscura desmenuza la planicie. Se acerca, curioso, para encontrar una piedra, de unos dos kilos, como amasada por un escolar. La alza de la playa, la sacude, la mira y voltea y vuelve a contemplar. Y cuando quiere darse cuenta ya está, loca, perdida, profundamente enamorado de la piedra.

Lleva la piedra a casa. La piedra, cuando él no está, se queda quieta, aguardándole en una mesa baja junto al sofá. En su trabajo, rutinario, a veces el hombre se detiene y piensa en ella, la añora, qué estará haciendo. Y al regresar toma la piedra que va con él por toda la casa, hacen la comida o limpian u ordenan o ven en la tele alguna vieja película, o charlan largamente en el sofá, casi un monólogo, a qué engañarnos, al que ella asiente de continuo.

El hombre cree que amará a la piedra toda su vida. Tiene la sensación, sin embargo, de que ella no lo ama a él del mismo modo. Esto lo atormenta a veces, pero luego su compañía lo rescata del dolor. No alcanza muy bien a saber qué hacer para que ella también lo ame a él de esa misma manera, hasta la eternidad; cuando se pone así procura que ella no vea que su mirada se vuelve translúcida y finge atender alguna tarea doméstica urgente.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935743

Separación definitiva

Juan Pedro Aparicio Editorial Páginas de Espuma ePub

Separación definitiva

 

Separaron a las dos siamesas con éxito, pero en una quedó en exclusiva la facultad de sentir alegría y en la otra, tristeza. Como no pudieron volverlas a unir, ésta última se suicidó y la tristeza volvió también a la otra.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935620

Razones

Juan Jacinto Muñoz Rengel Editorial Páginas de Espuma ePub

Razones

 

Cuando los asesinatos de mujeres se llegaron a hacer habituales en la prensa diaria, dijeron haber descubierto la hormona homicida responsable de la violencia de género. Después, dijeron que un laboratorio había sintetizado hacía tiempo la sustancia, y que era posible que algunas personas de oscuras intenciones la hubieran estado suministrando diluida en la bebida, en el café. Más tarde, por fin, se hicieron públicos los documentos que revelaban los detalles de la primera fase experimental de un plan de invasión alienígena.

Pero no.

No era nada de eso.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935163

Taki Ongoy

Fernando Iwasaki Editorial Páginas de Espuma ePub

Taki Ongoy

 

Fue que ellos creyeron que todas las guacas del reyno, cuantas avían los cristianos derrocado y quemado, avían resucitado, que todas andavan por el ayre hordenando el dar batalla a Dios, y vencelle.

Cristóbal de Molina, 1575

 

Quienes estuvieron presentes afirman que la transformación se produjo mientras cambiaba los plomos del taller. Quizá fue la descarga que lo arrojó contra la mesa de las herramientas y que le mantuvo inconsciente durante casi media hora, pero lo cierto es que al volver en sí, Ramiro Becerra había dejado de ser el mismo. En sus ojos bullía un fulgor misterioso y su sonrisa dibujaba un rostro completamente nuevo: su antiguo semblante se había ocultado tras una careta de enigmática inteligencia. Desde ese día abandonó su oficio de electricista para convertirse en el Hermano Pablo, tercera encarnación de Dios entre los hombres y Guardián del Purgatorio.

Cuando el baile hubo terminado, los hombres y mujeres que se habían dado cita en las alturas del Laramatí, abrieron un círculo para que Chocne pudiera hablarles. Él les anunció cómo el Pachacámac y la guaca Titicaca habían reunido a todas las demás guacas en el Cuzco, que es el centro del mundo, para organizarlas en la guerra contra el barbudo dios de los españoles. Les hizo saber también cómo las guacas habían montado en cólera por haber interrumpido sus sacrificios, pero que les ofrecían la oportunidad de luchar junto a ellas. Los espíritus de los dioses ya no encarnarían en las piedras o en las fuentes como en el tiempo del Inca. Ahora lo harían en sus guerreros. El mismo Chocne había sido tocado por el rayo y ya volaba por los cielos en una canasta anunciando el principio del Taki Ongoy o la «Danza del Viento».

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935606

Intimidad con el muñeco

Patricia Esteban Erlés Editorial Páginas de Espuma ePub

Intimidad con el muñeco

 

Jugamos. Yo le arranco sus ojos azules y los coloco en la palma de mi mano, como si fueran canicas. Él me cuenta qué ve.

Ver todos los capítulos

Ver todos los relatos