Crea tu propio libro electrónico

Utiliza nuestra aplicación para mezclar relatos y hacer tu propio libro personalizado. Es sencillo y tan sólo tardarás unos minutos. Para ti o para regalar.

Relatos por separado Compra uno o más relatos por separado o añádelos a una selección de relatos para hacer un libro personalizado

Medium 9788483935415

El banquete

Juan Pedro Aparicio Editorial Páginas de Espuma ePub

El banquete

 

Soy algo más que un aficionado a las setas. Cuando estuve en la Universidad de K, invitado a unas jornadas de relatos cuánticos, antes de las sesiones de mañana me daba un paseo por el bosque cercano al campus. El segundo día observé que las setas más mortíferas habían desaparecido. Me admiré de los avances del país, pues imaginé que un servicio de higiene alimentaria las había retirado y destruido. Y, aunque no podía estar seguro, creí recordar que, cuando yo entraba en el bosque, me había cruzado con el encargado de recogerlas, un individuo con visera, gafas oscuras y bufanda al que por un instante tomé por el rector saliente, a quien había conocido un año antes y que se había presentado en vano a la reelección. Sin embargo, una noticia me conmovió al día siguiente: el nuevo rector y todo su equipo habían muerto intoxicados tras un banquete que festejaba su triunfo en las elecciones recién celebradas.

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935514

Criptonita

Patricia Esteban Erlés Editorial Páginas de Espuma ePub

Criptonita

 

 

Hay ciertas cosas que sólo ocultamos para mostrarlas

Montaigne

 

 

Hace unos años compré por internet un fragmento de criptonita. Antes de que ocurriera lo de mi gato Carygrant, aquella piedra supuestamente llegada de Kripton ocupaba siempre el mismo lugar en mi cajón de las bragas y podía verla nada más abrirlo, pegada a la esquina izquierda, ahí, justo encima del sobre de papel de estraza donde tengo por costumbre meter cada sábado la paga semanal del súper. A veces, sobre todo si había tenido un día especialmente atroz en el trabajo, me gustaba entrar en mi dormitorio, pararme ante el espejo de la cómoda con la blusa del uniforme medio desabrochada, abrir el cajón y buscarla a tientas. Me gustaba sentir su frío mineral entre los dedos, rozarme con ella el lóbulo de las orejas y la garganta, mientras el pobre Carygrant, tumbado sobre la cama, espiaba mi reflejo en el estaño carcomido, igual que un esposo paciente.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935446

La sombra de la duda

Flavia Company Editorial Páginas de Espuma ePub

La sombra de la duda

 

Me casé enamorada del hombre que iba a convertirse en mi marido. Decir esto parece una obviedad, pero no lo es. Me consta que muchas de mis amigas se casaron enamoradas de un hombre que no iba a ser su marido. Así las cosas, también queda claro que las razones que me llevaron al matrimonio son fáciles de entender: conoces a alguien, te enamoras de él y, si se enamora de ti, hay muchas probabilidades de que el asunto acabe en boda. Matemática pura.

Me casé con un hombre que estaba enamorado de mí. Y decir esto también parece una obviedad, pero tampoco lo es. La nuestra fue una historia de amor sencilla, sin anécdotas espectaculares, sin grandes proezas, sin estimulantes obstáculos. Nos presentaron en una fiesta, estábamos los dos libres, intercambiamos nuestros teléfonos, quedamos una vez, y luego otra, y a continuación planeamos un viaje juntos. No se puede decir que fuera un flechazo, ni un amor a primera vista. Fue algo lento, tranquilo, romántico, serio desde el principio. No hubo rupturas histéricas, ni escenas de celos, ni amores incómodos de esos que siempre se arrastran del pasado, ni grandes discusiones o desavenencias. Un año después de conocernos fijamos la fecha del casamiento. Por lo civil. De eso hace ya... trece años. Tenemos un hijo de tres y una hija de siete. Deberíamos ser felices, pero solo somos perfectos.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935743

Volver atrás

Juan Pedro Aparicio Editorial Páginas de Espuma ePub

Volver atrás

 

En la pira, Fernando le dijo a Lisandro que, a pesar de las desgracias que últimamente le habían ocurrido, consideraba una inmensa suerte haberle conocido. «Me han impresionado especialmente vuestras ideas sobre el universo –afirmó–, sobre la tierra como una insignificante mota de polvo, sobre la falta de sustancia de nuestra existencia desde una perspectiva cósmica». Lisandro le escuchó complacido y sus pensamientos volaron por espacios siderales imaginando la incomprensible grandeza del Cosmos, con lo que su penosa situación pasaba a ser mucho menos que un accidente insignificante. El oficial que actuaba en nombre del Santo Oficio les interrumpió con un brusco «Ave María Purísima», como si los exorcizara. Luego leyó la sentencia que les condenaba a la hoguera por herejes, ateos e iludentes.

Encendieron la pira que pronto empezó a crepitar con fuerza. Lisandro se dirigió a su compañero de tormento. «¿De qué hablábamos, Fernando, hágame la merced de recordármelo?» Y es que deseaba recuperar a toda costa aquella sensación de bienestar que el oficial del Santo Oficio había interrumpido.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935620

Josephisaismo

Juan Jacinto Muñoz Rengel Editorial Páginas de Espuma ePub

Josephisaismo

 

Cuando Joseph Isa demostró más allá de toda duda ser el auténtico Hijo de Dios y el verdadero Profeta, tras sobrevivir a la descarga más intensa que alguna vez haya soportado una silla eléctrica, las iglesias de todo el mundo estuvieron a un tris de rendirse ante el nuevo Mesías. Pero en el último momento, el Sumo Pontífice de Roma se echó atrás y dijo que no. Que aquello no tenía ningún futuro. Que nunca prosperaría una iglesia que obligara a los fieles a colgarse del cuello una cadena con una silla eléctrica de plata, ni habría devota en el mundo que colocara sobre su cama la dichosa silla tallada en madera.

Ver todos los capítulos

Ver todos los relatos