2270 capítulos
  Título Autor Editor Formato Precio Mezcla
Medium 9788483935736

Las cinco

José Maria Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

Las cinco

 

Aquella vez me despertó un fruncirse de ropa muy cercano, como si alguien vestido con una gabardina gruesa o un chaquetón de lona se hubiese sentado en el suelo. Percibí también un olor rancio: tal vez aquella ropa que se arrugaba era vieja y su portador no estaba demasiado limpio. Encendí la luz, pero allí no había nadie. La experiencia se repitió otras veces, aunque nunca fui capaz de ver ni de tocar el supuesto cuerpo que llegaba de repente en la oscuridad para acurrucarse junto a mi cama y despertarme. Una noche me pareció escuchar el murmullo de una voz que decía despedido. Varias noches después, a la misma hora, la misma voz musitó algo que, según me pareció, hablaba de enfermedad, de un hospital. Empecé a tomar pastillas para el sueño, pero no eran del todo eficaces a la hora en que aquella gabardina o chaquetón se arrugaban bajo los movimientos del invisible. Hace dos meses le oí hablar por última vez, murmuró algo sobre una operación. Ya no ha vuelto a despertarme.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935750

El viajero perdido

José María Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

El viajero perdido

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935736

El lugar debido

José Maria Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

El lugar debido

 

Al fin, unas luces entre las tierras anunciaron una población. Al llegar a la plaza, el taxista detuvo el coche.

–Ya hemos llegado –dijo.

El pasajero pagó y salió del vehículo. Todo estaba silencioso, solitario, pero tras los cristales de las ventanas había muchos ojos que lo miraban con fijeza. Un resplandor que venía de arriba le hizo alzar la vista. Por encima del lugar, entre el cielo negruzco, se deslizaba una figura gigantesca con vientre blanco y balanceo de pez. Otras figuras similares flotaban más lejos. Peces, peces inmensos que se movían lentamente en un cielo sin estrellas. Un crujido, acaso un chasquido de pinzas, se multiplicó en las calles vacías. El pez más cercano dio un coletazo. Un griterío resonó a lo lejos. Me voy a ahogar, pensó el pasajero, y luego habló en voz alta:

–¿Pero se puede adónde me ha traído usted?

–Al lugar debido –repuso el taxista, antes de poner otra vez el coche en marcha y alejarse.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935866

27/45...

Hipólito G. Navarro Editorial Páginas de Espuma ePub

27/45...

 

El día que iba a cumplir cuarenta y cinco años, anteayer como quien dice, justo un segundo antes de comenzar a soplar sobre el bosque de velitas haciendo equilibrios en el pastel de chocolate, decidí, sin ninguna premeditación anterior, porque lo premeditado según me demuestran ciertas canas es lo que peor sale siempre, decidí que los que cumplía en realidad eran veintisiete.

De manera que entonces, en ese soplido arrastrado en círculo como mandan la esposa y los niños que esperan con los regalos nerviosos a la espalda, me estaba quitando de un plumazo dieciocho años de encima: seis mil quinientos setenta días borrados de la memoria, ciento cincuenta y siete mil seiscientas ochenta horas menos en los huesos y en la úlcera, nueve millones y pico de minutos al carajo...

Envuelto en la alegría familiar de los aplausos, mientras el humo de las velas escarbaba en mis centros del olfato con un tufillo dulzón, de forma casi instantánea decidí también que en esos dieciocho años que tiraba iba a meter sin ninguna pena los siete de cárcel por actividades sindicales clandestinas hace ya tanto tiempo, los cinco de portero suplente en Tercera División en la época del bachillerato, dos de vendedor ambulante de enciclopedias, y los cuatro primeros de existencia, que han devenido con el tiempo en una espesa niebla donde aún habitan con descaro algunos fantasmas junto al recuerdo de aquella mi firme respuesta de entonces, «astronauta», a la consabida y sempiterna pregunta de ¿tú qué quieres ser de mayor?

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935828

Carbón

Pablo Andrés Escapa Editorial Páginas de Espuma ePub

Carbón

 

Una vez, José Puga, que ya iba teniendo edad y ese prestigio turbio de dolores escondidos que dan los años de galería, le explicaba a su hijo los secretos del carbón. El muchacho quería ser minero y José se esforzaba por disuadirle de su propósito, como es costumbre entre los padres que se dedican a la minería. José Puga veía en las penalidades del oficio una vía de expiación con la tierra que ofrece sus frutos al expolio de las manos. De haber conocido Las tres heridas del mundo, que es obra antigua atribuida por los sabios a un cierto Abolays, vecino de las vegas orientales de Mesopotamia, José podría haberle citado a su hijo que el carbón es piedra maldita, como el oro, con el que comparte cierta rotundidad fonética. El libro no dice carbón sino «piedra de la ausencia», y también «ceguera del alba». Asegura que estos dos tesoros perseguidos por el hombre desde que hay memoria de la tierra, se diferencian en la huella que dejan en sus buscadores. Mientras el oro es una memoria viva, como una llama que no quiere consumirse en las pupilas, el carbón alienta fatales ansias por olvidar entre cuantos han sangrado sus venas subterráneas. «La natura del oro es la fiebre», escribe Abolays, y deja dicho que la del carbón es la rabia. Pero José Puga era lector de vidas de santos y admiraba la paciencia con que los padres del desierto van labrando su destino sin renegar.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935736

5. Páginas puertas

José Maria Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

5. Páginas puertas

 

El profesor Souto, después de pasar tantas y tantas páginas de ficciones, comprendió que eran puertas, y después de cruzar tantas y tantas puertas, descubrió el Jardín Literario.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935057

Interludio: Tres conciertos

Iban Zaldua Editorial Páginas de Espuma ePub

Interludio: Tres conciertos

 

King Crimson/Roxy Music

Velódromo de Anoeta, 24 de agosto de 1982

 

Le dije a Xabi que no había ningún problema, que podíamos ir tranquilamente al concierto: la rueda de prensa de la dirección no iba a producirse hasta la semana siguiente, o en dos semanas como mucho, y que lo que iba a ocurrir a partir de ese momento lo habían dejado bien atado con el ministro Rosón: la policía, le aseguré, estaba al tanto de todo. No nos molestarían, de eso podíamos estar seguros; además, ¿cómo nos iban a localizar en medio de toda aquella gente? Pero Xabi no se fiaba, y no pude convencerlo para salir del piso de seguridad. Desde la acción de Lorea andaba muy nervioso. Y eso que él ni se movió del coche. Ya habían pasado dos años: tiempo más que suficiente, pensaba yo, para empezar a olvidarse del asunto, o para no pensar demasiado en ello, al menos. Más aun teniendo en cuenta que todo estaba a punto de convertirse en pretérito: imperfecto, pero pretérito al fin y al cabo.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935255

Paternidad

Eduardo Berti Editorial Páginas de Espuma ePub

Paternidad

 

Todo hombre quiere volver a parir a sus padres. Del intento fallido nacen hijos.

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935446

Justicia particular

Flavia Company Editorial Páginas de Espuma ePub

Justicia particular

 

Ustedes en mi lugar habrían hecho lo mismo. Todos somos un poco ladrones. Quien más quien menos... No me miren así, no se me escandalicen. Cada cual a su manera se aprovecha de las circunstancias. Los hay que lo hacen a lo grande, y siguen libres en la calle, y estamos los que robamos a pequeña escala, que somos los que entramos en prisión a reformarnos y a arrepentirnos. Pero a ver, ¿cómo voy a arrepentirme yo de robar un Banco? Piensen ustedes en ello. ¿Cómo voy a arrepentirme? Jamás le he hecho daño a nadie, eso sí que no. Soy de los que no soportan la violencia. Si la cosa se pone fea, que me cojan, yo quieto. Pero a lo que íbamos. ¿De quién es un Banco? ¿De quién es el dinero que hay en un Banco? Y más aún: ¿A qué se dedica el capital con que negocian?

Hay quien dice que un ladrón como yo lo que no quiere es trabajar. Pero a ver: ¿ustedes creen que planear un atraco y llevarlo a cabo es cosa de niños, que no cuesta nada? Lo mío con los Bancos es una cuestión de principios. Que sí, que sí, como lo oyen. No estoy de acuerdo. Y por eso tengo mi filosofía de la propiedad.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935248

El fantasma

José María Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

El fantasma

 

Se lo encontró una noche al fondo del pasillo. ¡Qué estremecimiento! Era alto y emitía una tenebrosa fosforescencia. Al parecer, se trataba del fantasma del anterior inquilino, que había eliminado a la familia antes de suicidarse. Volvieron a encontrarse con cierta frecuencia, y el estremecimiento se repetía. Harto de la aparición y no dispuesto a dejar aquella casa tan grande, confortable y de renta asequible para la organización, consultó a un conocedor del trasmundo que le facilitó una red apropiada para cazar al fantasma. Lo cazó, lo envolvió en la red y lo guarda en el sótano, en el mismo cuartito en el que están depositados los explosivos con los que, como lección ejemplar a este mundo olvidado de Dios –el clemente, el misericordioso– piensa volar un cuartel, un supermercado o una estación del metro. Cuando entra en el cuartito, los estremecimientos se repiten. Nunca pudo imaginarse que los fantasmas fuesen tan miedosos.

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935620

Soles

Juan Jacinto Muñoz Rengel Editorial Páginas de Espuma ePub

Soles

 

Los habíamos tenido siempre delante de nuestras narices. Pero hasta que no dispusimos de la tecnología necesaria para evitar las radiaciones y poder observar directamente la corona solar, ni siquiera sospechamos su existencia. Y allí estaban. Las aves fénix sobrevolando los haces de campos magnéticos y las eyecciones de materia ionizada; las focas de fuego nadando entre los ríos de hidrógeno y helio plagados de géiseres; los osos rojos tratando de cazar sus presas con sus enormes zarpas; y esos diminutos pájaros bobos, como fuegos fatuos de patitas zambas, caminando torpemente entre sus incandescentes refugios, que, extraña coincidencia, tienen la forma exacta de un iglú.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935736

Costa da morte

José Maria Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

Costa da morte

 

Lo peor no fue encontrar al Virxe de Muxía deshecho, el casco embarrancado, casi cubierto por la arena, entre las restingas más apartadas de la Mar de Trece. Tampoco fue lo peor descubrir un brazo humano que asomaba de la arena, junto al barco, y exhumar luego el cuerpo de Amador Sánchez, que deja a su viuda con cinco niños pequeños. Lo peor fue ver cómo ese cuerpo muerto se ponía en pie con enorme esfuerzo y parecía contemplar con sus ojos corrompidos el áspero paraje y a los aterrorizados espectadores. Lo peor fue ver cómo ese cuerpo, con las carnes azuladas y carcomidas entre los harapos, echaba a andar con paso titubeante y penoso hacia el mar, poco a poco, y penetraba en el agua hasta que las olas volvieron a llevárselo, esta vez para siempre, espero.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935019

La estación de las lluvias

Ángel Zapata Editorial Páginas de Espuma ePub

La estación de las lluvias

 

Hay un tic-tac.

Y en el tic-tac (muy dentro), la gelatina de la noche.

Todo lo mudo, el hambre, la extrema desnudez de todo-todo.

Hay un paraguas con las varillas rotas parecido al aliento.

Y si esto es así (como de hecho lo es), para qué el pan envenenado, el pan en cuya miga se encuentran hombrecitos de madera que dicen: «¡cómo no!, ¡cómo no!».

Ahoguemos los sollozos.

Cuanto antes.

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935354

La vida natural

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

La vida natural

 

Queridos papá y mamá:

 

Siento haber tardado tanto en escribiros. Espero que estéis bien. Sé que mi decisión de trasladarme al campo no os hizo mucha gracia, pero tras un año en el frente pensé que era lo mejor. No diré que sea fácil, pero la vida natural, la disciplina y el trabajo duro son un gran estímulo. Al principio, lo reconozco, temí no acostumbrarme: echaba de menos los cafés, los restaurantes, las salas de cine... Pero vivir en el campo está resultando muy satisfactorio. Y tampoco he renunciado del todo a los pequeños placeres: en los días señalados, mis compañeros y yo organizamos fiestas a las que incluso asisten algunas chicas de la vecindad (antes de que te inquietes, mamá, decirte que siempre me porto como un caballero). Incluso hemos formado una pequeña orquesta para amenizar los bailes.

Cada día nos depara una nueva sorpresa. Y ahora que ya ha pasado lo peor del invierno y la primavera empieza a notarse, es un placer muy grato levantarse pronto y respirar el aire puro del bosque, la fragancia del tomillo, mientras amanece sobre las montañas cercanas. Lamentablemente, hay días en que el viento cambia y arrastra hacia nosotros el humo de las chimeneas. Pero eso ocurre muy pocas veces.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935781

El viaje inexplicable

José María Merino Editorial Páginas de Espuma ePub

El viaje inexplicable

 

Un libro es un objeto en forma de paralelepípedo tetragonal, compuesto por un conjunto de láminas, hojas, páginas, rectangulares, finas, flexibles, de textura seca, no sé expresar de otra manera su insólito tacto, cubiertas de signos gráficos, la mayoría en desuso, una especie de mancha no homogénea, hecha de pequeñas partículas agrupadas, que ocupa casi toda la superficie de la lámina, u hoja, generalmente por su haz y por su envés. Las láminas, hojas, páginas, están sujetas todas ellas por uno de los extremos más largos, y el objeto se cubre, o protege, en su parte anterior y en su parte posterior, con dos láminas de material más rígido que el resto. Es un objeto curiosamente movedizo, que puede permanecer estable, en su forma de paralelepípedo, o abrirse en tantas posiciones como láminas, que, como he dicho, tienen todos sus lados exentos de sujeción, excepto el que las une a las demás, de forma que giran sobre él, adelante y atrás, como las puertas de las construcciones históricas de Tierra.

Ver todos los capítulos

Cargar más