2270 capítulos
  Título Autor Editor Formato Precio Mezcla
Medium 9788483935231

Anomalías

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Anomalías

 

La segunda ley de la termodinámica nos enseña que la entropía de un sistema nunca cesa de aumentar. Todo tiende siempre a un desorden cada vez mayor.

Haber perdido el tren –me digo para consolarme– tiene que deberse al caos que me rodea. A un histérico de los horarios, a un tipo que, como una abuela maniática, llega siempre a los aeropuertos y estaciones con muchísima antelación, no le ocurren estas cosas. Y menos siendo ese el último tren para volver (hoy) a Cusco. Y aún menos por algo tan estúpido como haberme quedado dormido en un parque.

Por eso prefiero pensar que todo ha sido la conclusión natural del cúmulo de anomalías que me acompaña en este viaje y que está produciendo un inevitable aumento de mi entropía.

El desorden no deja de crecer.

 

1. «Always look on the bright side of life»

 

Avenida del Sol. La calle seguía haciendo honor a su nombre. Dos días antes ya había tenido la oportunidad de recorrerla un par de veces. Aunque en esta ocasión, por suerte, no tenía que sufrir la implacable persecución de una niña y su llama (o su alpaca) mientras esta (la niña) me exigía que le pagara un dólar por haberla fotografiado con su horrible animal. Confieso que hice la foto, pero cuando la niña andaba despistada (o eso creía yo): nunca le pedí que posara, lo que no le daba derecho a exigirme el maldito dólar. Aunque explicado así, suena un poco pederasta. Y un mucho roñoso.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Todo tiene un final

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Todo tiene un final

 

 

 

Break on through to the other side.

The Doors

 

 

 

Tras situarse en la pista que le han asignado, el avión empieza a acelerar para el despegue.

El viaje ha terminado. Hay que volver a casa, regresar al otro lado del espejo.

Las últimas horas en Lima las has ocupado –no podía ser de otro modo– en un banquete con los amigos. Otro más. Anticucho, choritos a la chalaca, lomo saltado y un cebiche colosal. Palabras mágicas. Todo regado con varias Cusqueñas y unos piscos para brindar (emoción contenida) y prometer un pronto regreso.

Y sin tiempo para más, te has metido en un taxi. Y con él, una última zambullida en el delirante tráfico limeño, que te ha sonado también a triste despedida.

Casi sin darte cuenta has llegado al aeropuerto, has pasado por el control de pasaporte, has embarcado y esperas que el avión empiece a moverse.

Justo en el momento de despegar, te asomas por la ventanilla. Sabes que no puede ser, pero trotando sobre la hierba que bordea la pista ves a una pequeña llama (sí, es una llama). Y en el efímero instante en que pasas junto a ella, el animal te mira. Una visión fugaz. E imposible.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

LIMA

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

1. LIMA

 

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

CUSCO

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub
Medium 9788483935231

El efecto túnel

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

El efecto túnel

 

 

 

Si hay un número infinito de universos entonces todas las posibles combinaciones deben existir. Entonces, en algún lugar, todo debe tener existencia real. Quiero decir que sería imposible escribir una historia fantástica porque por muy extraña que fuera eso mismo tiene que estar sucediendo en algún lugar.

Frederic Brown, Universo de locos

 

 

 

Primer viaje en taxi. No cuento el que ayer me llevó del aeropuerto al hotel, pues eran las dos de la madrugada y las calles que recorrí estaban casi vacías. No como ahora, que parecen una mezcla de Mad Max y las 500 millas de Indianápolis. Me habían advertido sobre el desquiciado tráfico de Lima, pero lo que tengo ante mis ojos supera todo lo imaginable. Valor.

Tal y como Lucho me acaba de indicar por teléfono, debo convenir con el taxista el precio del viaje: «Cuando lo pares, no te subas. Eso es lo primero y fundamental. Asómate por la ventanilla, dile adónde vas y pregúntale cuánto te va a cobrar. Desde Miraflores hasta aquí [aquí es la Plaza de Armas] son unos diez soles; si te pide más, dile que no, que se vaya. Entonces espera a que pase otro y haz la misma operación. Es fácil». No, no es fácil. Es extraño e incomprensible.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Welcome to Incaland®

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Welcome to Incaland®

 

 

 

... y todo ese conjunto estaba lleno de una ruidosa y desordenada vivacidad, que resonaba discordante en los oídos y creaba en los ojos una sensación dolorosa.

E. A. Poe, «El hombre de la multitud»

 

Lo primero que me sorprende es el espeso silencio. Después, el inmenso grafiti que se extiende ante mis ojos ocupando toda una montaña:

 

VIVA

EL PERÚ

GLORIOSO

BLM 9

CUSCO

 

Las palabras que forman el entusiástico mensaje se dibujan con letras descomunales sobre uno de los cerros que rodean Cusco. Al lado de estas, grabado sobre la ladera vecina, aparece el escudo nacional de Perú (lo acabo de consultar en mi guía). Estoy seguro de que no se trata de una alucinación producto de la altura: mis castigadas neuronas nunca podrían engendrar un espejismo tan delirante y, sobre todo, tan patriótico. ¿Qué será BLM 9?

Hace un sol espléndido, que me parece todavía más brillante después de pasar siete días aplastado bajo el cielo gris-panza-de-burro de Lima.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

MACHU PICCHU

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

3. MACHU PICCHU

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

CODA

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub
Medium 9788483935231

El tesoro de los incas

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

El tesoro de los incas

 

Una foto, un dólar, señor, una foto, un dólar. La frase me persigue como un estribillo, calle abajo. La niña que la pronuncia también. Y la pequeña llama (¿o es una alpaca?) que trota tras ella, ajena –por ahora– a nuestra batalla.

Acabo de explicarle que no le debo nada, que no le he hecho ninguna foto. Pero ella sabe que miento. Y eso que he tratado de ser sigiloso: he aprovechado que la niña parecía distraída mientras negociaba con un grupo de turistas yanquis (One photo, one dollar), para retratarla junto a su llama (o su alpaca).

La niña no es la única que ofrece ese servicio por las calles de Cusco. Desde que he entrado en la Plaza de Armas me han asaltado –ya lo esperaba– otras dos niñas, cada una acompañada por una llama (o una alpaca), una señora muy entradita en años (su llama –o su alpaca– parecía tener su misma edad y su mismo gesto de hartura vital), una pareja de mujeres algo más jóvenes que la anterior (estas cargaban crías de llama –o de alpaca– en bandolera, como si fueran bebés) y una vendedora de fruta. Y todas vestidas –como diría la guía que llevo en el bolsillo de la chaqueta– al modo tradicional.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Idiosincrasia limeña II (Temblores)

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Idiosincrasia limeña II (Temblores)

 

Te reúnes con tus colegas. Llegas muy excitado. Hace pocas horas has vivido el primer terremoto de tu vida y tienes muchas ganas de compartirlo con ellos.

Estabas sentado ante el ordenador y, de pronto, la mesa ha empezado a oscilar salvajemente. En el primer microsegundo has pensado que era cosa tuya (un mareo, como aquellos que te daban cuando te bajaba la tensión). Pero enseguida has comprobado que era todo el edificio el que se movía. Instintivamente, has agarrado con las dos manos la mesa: ¿para frenar el meneo?, ¿para agarrarte y no caer al suelo?

Cuando han pasado los tres o cuatro largos segundos que ha durado el bamboleo, te has levantado como un resorte y lo primero que has hecho es asomarte por la ventana. Siete pisos más abajo, la gente caminaba como si nada hubiera ocurrido (una mujer sentada en un banco daba de comer a su bebé haciéndole carantoñas). Las combis seguían inalterables su curso arriba y abajo, con sus cobradores gritando el recorrido ¡Arequiparequiparequipa, todo Arequipa!

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Idiosincrasia limeña I (microrrelato en 10 planos y un instante)

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Idiosincrasia limeña I (microrrelato en 10 planos y un instante)

 

1. Un tipo camina delante de mí charlando con una mujer.

2. Para esquivar una farola, se baja de la estrecha acera.

3. Sólo poner un pie sobre el asfalto, suena un terrible bocinazo y el tipo salta como un felino

4. mientras una destartalada combi pasa rugiendo a pocos milímetros de su cuerpo,

5. acompañada del berrido que le lanza el conductor: ¡Huevóóóóónnnnn!

6. Tras aterrizar de nuevo ante mí, como un gimnasta después de realizar su ejercicio,

7. el tipo me mira y dice con una enorme sonrisa:

8. Uf, casi me convierto en estadística.

9. La mujer ni se inmuta.

10. Siguen paseando.

 

 

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Zona de penumbra

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Zona de penumbra

 

 

 

Para H.P.L.

 

 

 

Tercer día en Cusco. Son las nueve de la mañana, he dormido bien y he desayunado mejor. Me siento en plena forma: perfectamente aclimatado a la altura y con todos los sistemas funcionando sin problemas (dejando aparte los ligeros achaques que vienen de fábrica). Hoy mi objetivo es visitar las ruinas de Saqsaywamán. Me he informado en el hotel y se puede ir a pie, pero se tarda una hora y siempre por cuesta bastante pronunciada, pues el lugar se encuentra a doscientos metros por encima de Cusco. O lo que es lo mismo, a 3600 metros sobre el nivel del mar. Mejor tomar un taxi, como me acaba de aconsejar la recepcionista.

Mientras ascendemos por una carretera llena de curvas, leo lo que dice mi guía. Parece que no se sabe a ciencia cierta qué hubo en Saqsaywamán. El significado del topónimo quechua tanto puede ser «Halcón satisfecho» como «Cabeza jaspeada», lo que tampoco ayuda mucho. A pesar de su apariencia de fortaleza, no se utilizó militarmente, salvo por Manco Inca, que se atrincheró allí en 1536 cuando intentó reconquistar Cusco a los españoles. El lado sur es un muro de 400 metros de longitud. El frente principal mira al norte y está protegido por un conjunto de tres niveles de plataformas de 200 metros de longitud rodeados de murallas en zigzag, que simbolizaban tres círculos diferentes: Cay Pacha, el mundo de los hombres, Hanan Pacha, el mundo de los dioses, y Ukhu Pacha, el mundo interior de la tierra. En la plataforma superior hay restos de tres torres macizas y una imagen del sol, probable centro de culto u observatorio astronómico. De las tres torres, la más importante es la del oeste, Muyu Marca, que estaba formada por varios niveles y tenía una altura de 20 metros. Ante la triple muralla se extiende la Gran Explanada de las lanzas o Chuquipampa, que desde 1985 está decorada con una enorme cruz de madera en recuerdo de la misa que allí celebró Juan Pablo II. No hay manera de que el lugar descanse tranquilo.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Walk on the wild side

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Walk on the wild side

 

 

 

Es sabido que pocos hombres de extraordinaria profundidad de espíritu dejan de sentirse inclinados a la bebida.

Edgar Allan Poe, «Bon-Bon»

 

 

 

Ahora sé que no deberíamos haberla robado. Pero era tan tentador. Y tan fácil.

Es de noche. Estoy en el Bar Cordano. Lucho y Leonardo han salido a la calle para poder llamar por teléfono (dentro hay mucho ruido) y contar nuestra hazaña a varios colegas. Sobre la silla en la que hasta hace un momento se sentaba Leonardo, reposa su mochila. Dentro está nuestro botín. Abro la cremallera para comprobar que sigue ahí, que no es producto del cuelgue de pisco. De pronto, alguien me habla. La voz parece salir de la mochila. Una voz de mujer, dulce, agradable: David, devuélveme, te lo pido por favor. No puedo seguir aquí encerrada...

Me siento como Bart Simpson en aquel capítulo en el que roba la cabeza de la estatua de Jebediah Springfield. Cierro la cremallera y pego un largo trago de cerveza. A lo mejor así se apagará esa voz imposible.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Universos paralelos

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Universos paralelos

 

 

 

Where is my mind?

The Pixies

 

 

 

Definitivamente, estoy perdido. Llevo una hora dando vueltas y más vueltas por las oscuras calles del barrio de Miraflores, pero mi hotel no aparece. Y sé que está cerca.

Al salir de la discoteca Tequila he consultado mi mapa y, aunque las distancias en Lima engañan (todo en esta ciudad es demasiado grande), un rápido cálculo me ha hecho ver que en poco más de media hora podía llegar a la calle San Fernando, donde me espera mi hotelito, La Casa Azul. Esa zona del barrio es una cuadrícula donde resulta sencillo orientarse. O al menos eso me había parecido al recorrerla de día.

El trayecto, además, era muy fácil de seguir, y encima discurría en parte por avenidas y grandes calles: Marina, Pershing, Javier Prado Oeste; allí debía girar en el Paseo de la República y caminar en dirección hacia el mar, para después tomar Leónidas Avellano, seguir por Reducto y Vasco Núñez de Balboa, que se cruza con San Fernando.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935231

Maniobras de aproximación

David Roas Editorial Páginas de Espuma ePub

Maniobras de aproximación

 

Hemisferio sur. Océano Pacífico. Latinoamérica. Tres espacios que nunca ha pisado y de los que ahora ya sólo le separan once horas y media. Resulta extraño medir la distancia en tiempo, pero esa es la única magnitud que importa dentro de un avión.

Cuando han anunciado la duración del vuelo casi le ha dado igual. La excitación del viaje que acaba de empezar es mucho más intensa.

Repasa lo que va a hacer. Primero, siete días en Lima, entre el trabajo (conferencias y talleres) y el placer, y luego otros cinco más en Cusco, a solas y por su cuenta. Allí le esperan las ruinas de Saqsaywamán y Machu Picchu, dos lugares que desde niño siempre ha querido visitar.

No duerme. Nunca duerme en los aviones, por largo que sea el vuelo (¿una forma inconsciente de expresar su miedo?).

Hacer el viaje solo también aporta una emoción nueva. A sus cuarenta y tres años es la primera vez que viaja así. Los congresos en otros países no valen, como tampoco las presentaciones de libros fuera de su ciudad: allí siempre le espera alguien y se pasa muy poco tiempo verdaderamente a solas. Lo que también le ocurrirá en Lima. Sin embargo, el viaje a Cusco será muy diferente: casi una semana sin otra compañía que él mismo. La gente que viaja sola le produce cierta admiración. Aunque también le provoca cierta extrañeza. Comer solo, dormir solo, pasear solo, beber solo... Demasiado tiempo para pensar, para dejar que su excitable imaginación haga de las suyas. Como pronto sucederá.

Ver todos los capítulos

Cargar más