27 relatos
Medium 9788483935699

Agua

Juan Carlos Méndez Guédez Editorial Páginas de Espuma ePub

Agua

 

Ella

 

¿Una descripción?

El cabello liso, largo, muy negro, como una cascada de tinta.

Las manos. Unas manos como la de los cuadros de Tiziano. Unas manos líquidas, pálidas.

Boca carnosa. Labios. Una mujer toda labios.

¿Y el cuerpo? Un cuerpo en dos momentos. Hombros delicados, senos pequeños, brazos leves, hasta que al llegar a las caderas el cuerpo se exalta y las propias caderas parecen olas y las nalgas se elevan, se yerguen agresivas, felices, y las piernas son un mundo sólido que se extiende, que se alarga.

Una mujer que es fragilidad desde su ombligo hasta su cabello y que es carnosidad tensa desde su ombligo hasta sus pies.

Ella. Beatrice.

 

 

Yo

 

Una voz. Algo así.

La verdad es que no importa demasiado. Sólo una voz que aguardó siempre la invitación de otra, el quiebre, el paso.

El conflicto entre Beatrice y yo

 

Ninguno en especial. El olvido que fuimos. La manera en que cada uno perdió el rastro del otro. Un mes en que no hubo llamadas, otro mes, y otro y otro.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935712

Namestí, namestí

Juan Carlos Méndez Guédez Editorial Páginas de Espuma ePub

Namestí, namestí

 

A Rodrigo Díaz

 

«Y es que quizás sea ese el milagro de los viajes inesperados», piensa al detener sus ojos en la pequeña falda que acaba de aparecer a su derecha.

Queda inmóvil. Muchas veces piensa en pantorrillas, en muslos. Muchas veces experimenta el universo como un lugar donde las mujeres caminan con faldas / faldas más largas / faldas más cortas / faldas de suaves telas / faldas faldas / muchas faldas. Un mundo terso, lejano, con pantorrillas y muslos como los de esta muchacha que se detiene a su lado.

Porque la novia de Eduardo nunca tuvo bellas piernas. Izazkun jamás utilizaba faldas y a los dos años de vivir juntos ya le había puesto los cuernos con cinco personas.

«Pero el olvido es en sí mismo un milagro», piensa con repentino alivio mientras finge consultar un mapa.

Entonces vuelve a mirar los muslos de la mujer.

Lo enviaron a Praga porque nadie en la empresa deseaba sacrificar sus vacaciones. No le importó. Pidió que le colocasen toda la información en un pen drive y sin apenas mirarla compró el billete. Durmió el vuelo entero. Ajeno. Distante. Tuvo sueños encadenados en los que vagamente aparecían cielos color magenta; ciudades mustias; paredes llenas de letras incomprensibles y trozos descascarados; barcos detenidos en un mar grasoso.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935880

La noche y yo

Juan Carlos Méndez Guédez Editorial Páginas de Espuma ePub

La noche y yo

 

 

 

… los amorosos son los que abandonan,

son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar.

No encuentran, buscan.

Jaime Sabines

 

 

 

Alguien, a esta misma hora,

encontrará la felicidad

entre los pechos de alguna jovencita.

 

Yo saboreo los míos por ti,

mi amor,

que estás tan lejos.

Rocío Fernández Víctor

 

 

 

arturo es el hombre que más he querido en la vida; por eso es el único hombre al que nunca le puse los cuernos; bueno, solo una vez, pero no vale porque no me gustó demasiado: el tipo la tenía muy oscura y ni siquiera llegamos a repetir,

, arturo es único, y esta es la noche en que regresa como el más bello fantasma,

 

, hace frío,

digo que hace frío pero en verdad no pienso en ello, se trata apenas de un comentario para distraer lo que realmente sucede en mi cabeza, esa frase que vuelve; una y otra vez, esa frase que se repite, lo que ha matado el amor en el mundo son sus palabras,

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935712

El sol y la niña del lazo violeta

Juan Carlos Méndez Guédez Editorial Páginas de Espuma ePub

El sol y la niña del lazo violeta

 

A Leire Leguina

 

Alguna vez podía ocurrir, doctor, en alguna ocasión podía suceder y perdone que lo invoque tanto, pero tranquiliza mucho hablar a un doctor que uno no tiene, decirle cosas, susurrarle, doctor doctor, las probabilidades no son tantas pero podía ocurrir que alguna vez se juntaran esta ciudad y la otra, un poco juntas, como esos dos futbolistas que saltan a la vez y se golpean la cabeza y por unos segundos son el mismo cuerpo adolorido, el mismo desmayo que viene bajando a tierra, ¿comprende?, porque ahora veo aparecer la muchacha del lazo violeta, y de repente la niñez es una falsa impresión de inmovilidad, es pensarse siempre al lado de los mismos árboles, es pensarse en las mismas fiestas de mi madrina Concepción, en las mismas calles, hasta que ya no, hasta que te mueves tanto que una nueva ciudad se desdobla en varias ciudades nuevas y las coincidencias se disparan y ahora aquella lejana muchacha del lazo se encuentra a mi lado, me roza con el codo al saludar a otras personas y al encontrármela no quiero mirar su rostro, no quiero mirarlo, doctor,

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935880

Un círculo para Ainhoa

Juan Carlos Méndez Guédez Editorial Páginas de Espuma ePub

Un círculo para Ainhoa

 

En el principio fue el círculo. Del círculo venimos. Al círculo volveremos.

Y en el principio fue Ainhoa.

Ainhoa y el aviso del tiempo que acabo de escuchar anunciando terribles lluvias y tormentas para esta noche. Así suceden los aviones que deberían volar a Wellington y una biblioteca llena de hongos y una infinita tarde, pero principalmente sucede Ainhoa. Porque a las personas nos suceden nombres; nombres que leemos, nombres que dejamos de leer. Una historia antigua, repetida, solo que en esta también suceden círculos, y ya lo dije: en el principio fue el círculo, del círculo venimos, al círculo volveremos.

 

El paseo será largo. Largo y quizás inolvidable porque al verme la gente suelta la carcajada. Varios me señalan; un par de niños me lanzan una piedra y una anciana parece ahogarse con sus risas cuando paso a su lado. Incluso un hombre se detiene y hace una fotografía. Camino con torpeza; no soporto el dolor de los talones. La ropa se me pega al cuerpo. Respiro acezante y voy caminando por el Bulevar Uslar Pietri hacia la calle Sucre.

Ver todos los capítulos

Ver todos los relatos