119 relatos
Medium 9788483935965

Vuelo de rutina

Microlocas Editorial Páginas de Espuma ePub

Vuelo de rutina

 

Cada día, la mujer golpea colchones, estira sábanas y acomoda almohadas. Con la tarea hecha, se sienta sobre la cama a depilar su aburrimiento. A trasquilar sus penas. Busca los pelos que nadie más que ella conoce. El del lunar detrás del muslo, el que crece en su hombro. Los desprende a tirones. Luego, las canas. Quiere arrancarlas todas. Pero se libra de una y en el mismo lugar aparece otra. Era verdad el mito. La mujer insiste, se sujeta a la rutina con fuerza y quita diez, cien y mil canas y no se detiene hasta verse rodeada de montañas de pelos blancos. Su cama se vuelve nube, es alfombra. La cama vuela. Y la mujer no sabe, no está segura, de si lo que toca es el cielo o el suelo. Y es que algunas veces, la tierra está tan lejos como el cielo.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935965

Animar

Microlocas Editorial Páginas de Espuma ePub

Animar

 

Conocí a alguien. Nos vimos en cuatro ocasiones. La cuarta vez hundió su nariz en mi pelo y me dijo: siempre hueles igual. En cada cita, yo me había puesto un perfume distinto así que lo abandoné. Su frase delataba que no me quería, que me había idealizado o que me confundía con otra. «Tal vez te oliera bajo el perfume», trataron de consolarme. «Eso no es una persona, eso es un animal», contesté. Asintieron con desolación. No se trataba de un consuelo sino de un reproche.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935965

Calvo

Microlocas Editorial Páginas de Espuma ePub

Calvo

 

El hombre que nunca removía la leche con el dedo –porque debería usar los diez–, ni amaba a una persona más que a otra –porque resultaba injusto–, ni aplastaba ninguna mosca –por no dejar entrar a otra–, almacenaba en una caja los pelos que perdía. El día que perdió el último, sacó la otra. Por cada pelo envasado, había guardado también un clavo.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935965

Mujer con adjetivos

Microlocas Editorial Páginas de Espuma ePub

Mujer con adjetivos

 

Ser una mujer violín, cuya melena afine silencios y peine sinfonías. Teñirse de castaño indígena y que el cabello saque la salvaje que hay dentro. Enredar besos púrpura en la cintura mientras los rizos carmesí doblegan otro cuerpo. Abandonarse con el más plomizo de los pelos. Y escoger, seguro, un azabache lápida.

Ver todos los capítulos
Medium 9788483935965

Abundancia

Microlocas Editorial Páginas de Espuma ePub

Abundancia

 

 

 

A Sara Morante

 

 

Con la punta de la lengua rebusco en mi axila derecha. Entre las hojas de zarza, confundo una gota de sangre con un fruto. Mis axilas son fértiles, mi cuerpo, generoso. He parido dos hermosas niñas y el varón está por llegar. Miren con atención entre el verde bajo mi brazo. Brota.

Ver todos los capítulos

Ver todos los relatos